WHITNEY STUDIO por LOT-EK

WHITNEY STUDIO por LOT-EK

El pasado año el estudio de arquitectura LOT-EK recibió el encargo de proyectar un nuevo espacio de arte dentro del Whitney Museum of American Art. El Whitney Studio se diseño como un espacio versátil que podía ser usado como espacio para exposiciones temporales, zona para pequeñas conferencias o aula de charlas y clases sobre arte, para adultos, jovenes o familias.

Conocido como el Whitney Studio, la instalación permanecerá allí hasta que el museo se traslade a su nueva sede en el distrito Meatpacking de Manhattan en 2015. El diseño es singular – un espacio de 600 metros cuadrados, compuesto por seis contenedores pintados de negro que forman un espacio de estudio de 17 metros de altura y se aloja en la zona de entresuelo del museo.

El proyecto se compone de 6 contenedores de acero apilados en dos niveles para formar un cubo conciso y minimalista. La estructura se ubica en el lado sur del puente de entrada, complementando y contrastando con el interior de hormigón del museo. El volumen se corta en dos planos diagonales que crean una perforación continua – y una ruptura visual – que se extiende a lo largo de los lados hasta el techo, creando un gran tragaluz. El diseño de las ventanas permiten a los visitantes observar las actividades que se realizan en el interior. El interior de la galería es un espacio abierto, de doble altura, que incluye un altillo triangular para la producción y exhibición de obras de arte.

Los seis contenedores se modificaron, reforzaron y pintaron en una fábrica de Nueva Jersey, posteriormente los módulos se trasladaron al Whitney Museum, donde se ensamblaron cuidadosamente formando este cubo del arte.

Señala encima de la imagen para verla más grande - Vista antes de su montaje en el museo. Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright.Señala encima de la imagen para verla más grande - Conexión con el museo. Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright.Señala encima de la imagen para verla más grande - Emplazamiento en el Whitney Museum. Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright. Señala encima de la imagen para verla más grande - Detalle del exterior. Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright. Señala encima de la imagen para verla más grande - Vista del Interior. Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright.Señala encima de la imagen para verla más grande - Vista del Interior, detalle.  Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright.Señala encima de la imagen para verla más grande - Plano de situación. Whitney Studio por Lot-Ek.Señala encima de la imagen para verla más grande - Plano de planta baja. Whitney Studio por Lot-Ek.Señala encima de la imagen para verla más grande - Plano de planta primera. Whitney Studio por Lot-Ek. Señala encima de la imagen para verla más grande - Plano planta de cubierta. Whitney Studio por Lot-Ek.Señala encima de la imagen para verla más grande - Sección. Whitney Studio por Lot-Ek.Señala encima de la imagen para verla más grande - Emplazamiento en el Whitney Museum. Whitney Studio por Lot-Ek. Fotografía © Danny Bright.

Ecolofts en la Ruta del Vino de Baja California

Hotel Endémico: ‘ecolofts’ en la Ruta del Vino de Baja California, diseño de Gracia Studio.

Endémico Resguardo Silvestre es un singular hotel boutique formado por veinte cabañas en forma de cubos casi flotantes en el Valle de Guadalupe (Baja California). Ecolofts los llama Gracia Studio, la firma responsable del diseño, pues su impacto medioambiental es mínimo. También podríamos llamarlo camping deluxe ya que aúna confort, diseño y naturaleza en la colina sobre la que se asienta.

El hotel, gestionado por el grupo Habita, forma parte de Encuentro Guadalupe, un complejo empresarial destinado a aprovechar el atractivo turístico de los viñedos de esta idílica península. Está situado en el kilómetro 75 de la llamada Ruta del Vino, y lo forman una bodega, los viñedos, un restaurante, una zona de eventos y el hotel.

El eco-hotel está ubicado en lo alto de una de las colinas rocosas del Valle de Guadalupe, ocupando una extensión de 99 hectáreas y con espectaculares vistas al valle y los viñedos. De hecho, todos los lofts cuentan con una pequeña terraza, con chimenea incluida, para que los huéspedes puedan disfrutar del paisaje.

Una de las premisas del proyecto Encuentro Guadalupe es que sus actividades respeten la naturaleza lo máximo posible. Para cumplir con este requisito, el estudio capitaneado por Jorge Gracia y con sede en San Diego, ha diseñado las cabañas de modo que interfieran lo menos posible con el terreno. Para ello, ha optado por una estructura de acero que eleva la vivienda para que no toque el suelo.

La estructura, en forma de cubo y de 20 metros cuadrados de superficie cada una, ha sido recubierta con acero corten, un tipo de acero que protege el material de la corrosión atmosférica y cuya oxidación natural se mimetiza con los colores del entorno.

El acceso a los eco-lofts se realiza a través de la terraza. El cubo está cerrado al exterior excepto por un ventanal de uno de los laterales y una ventana en el otro.

El hotel cuenta con una piscina para los huéspedes en la misma colina.

Si bien el diseño del mobiliario de las terrazas es más rustico, acorde con el paisaje, el interiorismo de los lofts sigue una línea más minimalista y moderna con algún toque vintage como los ventiladores  de mesa y los teléfonos.

Cada habitación dispone de dos espacios: la zona principal destinada al dormitorio y el cuarto de baño.

Blanco y negro son los colores elegidos para el interior. Ambos se combinan, si bien en algunas predomina el blanco y en otras al contrario.

Fotografías: Luis García